Cavilaciones

La jauría.

Posted on

Asumo todas las diferencias que tuve con las personas que compartí tiempo. Vivo más tranquilo desde que enuncié que mis opiniones son provisionales, aunque debo aclarar que se trata de avanzar en una ruta de un sentido, es decir son provisionales mientras vaya buscando más conocimiento, no si me quedo esperando que por un acto milagroso o una epifanía de pronto comprenda profundamente algo. 

Recibir ataques es un aprendizaje. Se puede aprender mucho del otro, en realidad del tamaño del otro, de sus miedos y sobre todo de sus capacidades y límites. El único problema es la cantidad. Cuando el número de atacantes excede notoriamente algo controlable con argumentos, opiniones y conocimiento, éstos dejan de ser efectivos y lo mejor es alejarse. 

Cuando te ataca una jauría es una gran muestra de la debilidad individual que poseen. Soy mucho más precavido cuando tengo al frente un solo oponente y seguro de sí mismo. Me hace pensar que está muy bien preparado y provisto de habilidades. El otro caso es solo una turba casi no pensante repitiendo consignas violentas, mostrando su lado más vergonzoso y básico. Atacar a una persona entre muchos obviamente habla más de la turba que de la persona atacada que en este caso sólo se defendió ante un ataque personal hecho por alguien con nombre y apellido. Persona que se ocupa de mi vida hace más de diez años sin descanso.

Me atacó un grupito de enmascarados que jode a todo el mundo, que cree que hay que tenerles miedo. Son ese grupito que en el colegio se sentían populares y hacían bullying a todos los demás. Son el grupito de adolescentes que rompen una vidriera y si sale el dueño todos defienden al agresor. Son los que se creyeron más listos que todos desde que somos chicos. Son como niños/adolescentes que atacan con memes y gifs (por dios mátenme).

¿Cuándo se perdió la palabra, el pensamiento crítico, el conocimiento, el ingenio, el ajedrez para el debate? No voy a debatir con gifs, memes ni citas de los Simpsons, es estúpido. Son unos arrogantes que piensan que son influyentes y pueden hacer daño.

En todo caso mientras sean la pandilla que se junta en la esquina del barrio y atemoriza a la gente que pasa no me preocupan. No me producen miedo. En el fondo no pueden hacer más que ligeros rasguños, nada importante. No pueden causar un daño grande.

Permítanme pasar, voy camino al trabajo.

 

Cultura

Almaqueloide 20 años.

Posted on

Me acabo de dar cuenta que el Almaqueloide cumple 20 años este 2018. La muerte de ese general me hizo recuerdo. ‘Títeres’, ¿ubican, no?

Huye el sol (1996) no estaba caminando bien, de hecho como conté muchas veces las presentaciones iban de mal en peor, cada vez menos público, yo como siempre rígido en mi decisión de no tocar canciones de la etapa Loukass, la cosa estaba mal. Suspendimos una tocada en Forum debido a que no fue nadie (4 personas, no sé) y luego de otros conciertos suspendidos por la misma razón en el Soca decidí levantar las tocadas de Llegas. Me puse a tocar solo con guitarra acústica para aguantar mientras escribía el nuevo álbum. 

Almaqueloide fue el único álbum de mi carrera en el que hice demos, eran años en los que teníamos presencia de sellos internacionales en el país. Presentamos el demo a Sony y accedió a distribuirlo y editarlo. (Voy a subir algo del demo para que escuchen).

El álbum se grabó en Proaudio, Obrajes calle 13, imborrables recuerdos. La banda formada por el Conejo Arce, Peque, Rodo, Esther Veldhuis y mi persona. Mezclamos en un estudio de media tabla en Buenos Aires, Mariano López casi me mata, aparte tuvimos ruidos en las cintas ADAT al hacer las copias. Terrible. De hecho, a Mariano y a mí no nos gusta como quedó el audio del álbum. Quedó.

Sony Music hizo un gran trabajo en los medios, nunca más en la vida tuve una maquinaria funcionando así tan aceitada. Las canciones sonaban en todas las radios. Llegas empezó a romperla. Finalmente mis tocadas reventaban en cada escenario de cada ciudad que pisábamos. Tremendo. 

11 canciones: Momentos, Giras, Diamante, Títeres, Epílogo, Arlequín, Aún, Azul, Debería, Rocas y Monocordio. Creo que todas la rompían. Muy linda la gente toda esa etapa. 

Recuerdo cuando en una de esas tocadas en el Equi de la Belisario, rebalsando hasta el techo de gente, todos bailando y saltando, 40 minutos después de cerrar el bar se derrumbó la casa entera. El boliche era en un segundo piso. Muy cerca de una gran tragedia. Perdimos casi todos los instrumentos y equipos. Más bien no había ni una persona cuando sucedió. 

Recuerdo el Forum en varias tocadas reventando de gente. Coreaban las canciones. Teníamos un club de fans con los que hacíamos actividades. Recuerdo las filas largas de firmas de autógrafos en los CDs y casettes.

Almaqueloide no es de mis álbumes favoritos pero sí le tengo un cariño y agradecimiento enorme. Creo que Llegas le debe su carrera a ese álbum. Mil gracias a ustedes que lo apoyaron por supuesto les debo todo. A la gente de  Proaudio y Sony. Gracias, gracias, gracias, por ese momento de la vida. 

Supongo que algo haremos para festejarlo. Tiren ideas si quieren. Abrazos hermanos y hermanas.

#Almaqueloide20años

#Llegas

Cultura

Los mejores álbumes 2017.

Posted on

Cada año me gusta compartir lo que llegó a mis oídos y me pareció lo mejor. Como escucho varios géneros, lo aclaro por razones obvias en el álbum reseñado. Si quieren recordar mi lista del 2016 pueden leerla aquí. Normalmente no pongo en un orden establecido pero esta vez sí lo haré. Viva la música.

 

 

Ahmad Jamal – Marseille (Jazz)

Grabado en Francia en formato de cuarteto como viene haciéndolo hace un tiempo. James Cammack en contrabajo, Heilin Riley en batería, Manolo Badrena en percusión. Dos invitados en vocales: Mina Agossi y Abd Al Malik. 

La propuesta es excelente, canciones nuevas y versiones llenas de atmósferas hipnotizantes gracias al trabajo increíble de Riley y la genial mano izquierda de Jamal. Texturas diseñadas de un color indescriptible, difícil de plasmar en un frío estudio de grabación. La enorme experiencia le ayuda. Mis favoritas: Marseille en sus tres versiones y Sometimes. Me va a acompañar mucho tiempo. 

 

 

Billy Childs – Rebirth (Jazz)

Childs tiene un cuarteto monumental (más Claudia Acuña) y fabricó un álbum con nuevas canciones después de siete años, suena merecedor de eso. Steve Wilson en sax, Eric Harland en batería y Hans Glawischnig en contrabajo. Lo que nos gusta, líneas en unísono, grandes solos, la maestría de Childs, sus canciones (todas escritas por él excepto Rebirth en coautoría con Acuña, Peace de Horace Silver y The Windmills de Bergman/Legrand). 

El nivel de composición, arreglos, corrección, coloración, ejecución es impresionante. Un álbum sofisticado y maravilloso. 

(más…)

Actualidad

Gracias 2017.

Posted on

Necesito agradecer a este 2017. Año del retorno planeado luego de una pausa anunciada. Un primer semestre de trabajo casi obsesivo entre terminar las canciones (ya había empezado a trabajar en ellas meses atrás) y luego entrar al estudio a grabarlas.

En julio comenzó la gira denominada con el título del nuevo álbum: Yo es Otro. Diecisiete conciertos en este semestre con una respuesta muy por encima de las expectativas, en la mayoría de ellos colgamos el letrero “Agotado”. Demasiado cariño recibido en cada escenario de cada ciudad en la que nos presentamos, una gran respuesta. Gracias por siempre a cada uno de ustedes que asistió a alguno de estos conciertos y que cantó y aplaudió tan fuerte.

Quiero contarles que está perfectamente consolidado mi plan de mantenerme tocando solamente en teatros, festivales y escenarios alternativos como lugares públicos abiertos entre otros. Es algo que planeo hace mucho y que empecé a poner en práctica el 2014, aunque antes ya había iniciado de manera gradual ese paso de los bares hacia los telones.

Soy muy feliz en los teatros, en ese silencio cómplice pero no solemne, en la simbiosis generada entre público y músicos, con esos coros apasionados que son parte imprescindible de la banda sonora, con el griterío caótico cuando piden canciones. Amo cada uno de esos momentos que permiten tocar con dinámica y expresar paisajes. Montañas, llanos y valles.

Creo que hay mucho por mejorar en todos los sentidos, creo que “Yo es Otro” tiene mucho todavía por dar. Espero que en estos meses lo conozcan un poco más. También tengo ganas de escribir un nuevo álbum muy diferente y menos complejo. Razones de equilibrio me lo exigen, ahora comprendo. Luz y oscuridad.

Se deben mejorar muchas cosas en el escenario para el 2018, a su tiempo les estaré contando, pero es obvio que necesito ayuda en la parte vocal. Seguramente seremos más músicos cuando se abra el telón el próximo año.

Agradecer al gran equipo que pude armar entre músicos y técnicos en sonido, iluminación, escenografía, visuales, etc. Ramón Rocha Scardino, Peque Gutierrez, Heber Peredo, Daniel Subirana, Andres Martinez Sempertegui, Joe Salinas Vega Pereyra, Daniel Rosales Ariñez, Lucho Aranda. (Ivan GJ que estuvo los primeros meses).

Agradecer a toda la gente que hizo posible que esta gira haya convertido el 2017 en uno de los mejores años de mi larga carrera. Carolina Montero, Mariana Torrico, Geraldine Prieto Rocha, Lenin Butron Monroy, Fer Daza Arce-Zenarruza, Pato Peters, Ronaldo Vpr, Carlos Flores Magne, Emprendedores Bolivia, Daniel Arancibia, Libertad Luna, Gabriel Feldman, Luis Daniel Iturralde.

Agradecer al apoyo de la prensa.

Agradecer a los auspiciadores, Viva, Amaszonas, La Boliviana, Alianza, Banco Sol, La Razón, Stereo 97, Burger King, Conser, Consegsa, RPK.

Desearles un excelente 2018 a todos. Abrácense. Hasta pronto, espero.

Besos. Grillo

Cultura

Labios. Velador Time.

Posted on

Velador Time es una serie de videos solo con un instrumento en mi cuarto, las canciones cómo llegaron al mundo. 

Inauguramos este espacio con ‘Labios’ del Revolver. Espero que les guste. 

 

Cavilaciones

Finales.

Posted on

Los finales difíciles necesitan un golpe fuerte de puerta cerrándose. Quizás es un ritual desde que existen las puertas y uno puede nombrar esa metáfora. Presentí casi desde el principio que esto no iba a acabar bien. Vi las señales todo el tiempo. Me engañé teniendo esperanza de estar equivocado. Me decía: si no tengo la información completa es posible que me equivoque, mejor sigo confiando, a veces simplemente hay que confiar en una mirada, en una dulce voz, en unos rulos que envuelven los escudos y los retiran, los seducen con habilidad. Los ojos, la piel todo es parte de la trampa. Uno ya ha pasado a jugar el segundo tiempo de la vida y continua con los mismos errores juveniles. Al parecer, saber leer los patrones, identificarlos, establecer una definición de la realidad bastante cercana en base a información parcial funciona cuando eres estricto. Estoy entrenado en ello. Pero no contra sus hechizos. Hoy pude escapar al fin. Desenmascarar a alguien tan cínico tiene su recompensa. Después de tanto teatro, manipulación y prestidigitación ganar una batalla ante un hábil oponente es genial. Debo reconocerlo. Al final tuve una gran idea, sacarla de su zona de confort, llevarla a un lugar donde sus superpoderes no funcionan. Un lugar público. La atrapé rápidamente, no me duró casi nada. Bastante simple. Ni se dio cuenta de que lado la atacaba. No le deseo mal, ella se lo hará sola.

Cavilaciones

El miedo.

Posted on

El miedo es generalmente desagradable. La angustia se genera por anticiparnos a eventos que creemos muy posibles. Uno analiza la información que dispone, la verifica. El instinto hace su trabajo, responde precisamente a un razonamiento elaborado. Siento miedo de algo que tiene probabilidad de ocurrir. El tamaño del daño del evento posible también influye en la cantidad de miedo y angustia que siento. Ahora miro a los lados, arriba, abajo, adelante y hacia atrás antes de caminar por algunos senderos. No lo hago siempre, obviamente. Eso sería detestable. Me gusta cuando no tengo que hacerlo. Cuando es natural moverse sin tanta cautela. Ayer me quedé pensando en nosotros. Es demasiado peligroso el paisaje del devenir. No me atrevo. Olfato, visión nocturna y caminar silencioso. 

Cavilaciones

Abismo

Posted on

Hay días que me despierto sintiéndome solo. Días que me despierta el silencio. Un abismo que normalmente no está en mi habitación. ¿Por qué anda merodeando nuevamente? ¿Entra por alguna ventana que dejé abierta o ya estaba por acá y no me percaté mientras trabajaba en el álbum? Lo observo para aprender, para saber que reclama. Todos buscan algo de uno, inclusive él. Por el momento parece más interesante que las traiciones y mentiras usuales de la gente insegura que me se me acerca. Gente que miente de una manera sistemática como un ritual. Volví a casa después del concierto, atravesé el espejo, deambulé por senderos sinuosos, abrazado a nada. Noté algo, me están mirando distinto todos. Supongo que es la dinámica. Me muevo porque soy distinto. Te busco. Ven. Voy a renunciar a esto.

Cavilaciones

Caligrafía

Posted on

Hace tiempo me apropié de una frase de un libro de Donoso (creo): la última máscara jamás se quita. Antes sucede un juego de estrategia que suele ser aburrido cuando el otro no es muy buen jugador. Como en todo juego. Soy como marea con mis decisiones. No puedo quedarme tranquilo. Supuestamente ahora pienso mejor las cosas antes de hacerlas y termino dudando de esa capacidad igual. El miedo a estar solo, supongo. El gusto de estar solo, aprendo. Es difícil comunicarse. Tantas maneras luchando a la vez mandando señales, estructuras distintas, músicas distantes. Las piezas de este rompecabezas se arman o no. La piel envía notas contundentes. El miedo también. Si dejáramos de taparnos, si alejáramos los espirales quizás sería más fácil. Estoy atrapado por la caligrafía.